Realidad virtual, el día que se disparó en el pie.

Realidad virtual, el día que se disparó en el pie.

Realidad virtual: El problema

La realidad virtual es algo que está suscitando miles de opiniones en estas últimas semanas. Hace apenas unos días se anunció el precio oficial que tendría las gafas de realidad virtual de Oculus VR, 699 euros. 699 euros que se invertirían en únicamente las gafas que te permiten ejecutar la realidad virtual, pero también hay que sumar a todo esto el precio que cuesta el PC que pueda mover tranquilamente lo que Oculus pide. Veamos que configuración sería la óptima:

 

Requisitos Oculus Rift

Resumen de los requisitos de Oculus Rift1

¿Resumen de la imagen?

576.11 euros más solo contando lo que viene en la imagen (que no incluye ni caja para los componentes, ni los ventiladores, ni la fuente de alimentación), una gráfica, un procesador, una memoria y un sistema operativo. Obviamente, he intentado buscar las ofertas más baratas para que os hagáis una idea.

El problema no es que las Oculus Rift valgan 700 euros, el problema es que habría que invertir también en un ordenador que te permita mover a las susodichas , con lo que el gasto sube a los 1.275 euros en el caso de que queramos hacer una nueva build de PC. Obviamente, tenemos que contar con el hecho de que podemos tener que aplicar simplemente algún que otro cambio en los componentes de nuestro PC, pero en principio, si partimos de 0, podríamos decir que superamos los 1.275 euros. 1.275 euros que obviamente, en los tiempos que corren, no son una cifra precisamente simpática para las personas con un sueldo ‘normal‘.

Pero el asunto no acaba ahí. Cuando se puso a disposición de los usuarios el DK2 (Development Kit 2) de las Oculus Rift, estas podían ser usadas con una configuración inferior a la mencionada hoy día, con gente llegando a mover las gafas de realidad virtual con una Nvidia 550Ti, que en los tiempos que corren no son un portento de gráfica, precisamente.

Pero Oculus Rift no esta sola en este asunto.

Las alternativas

PlayStation VR

A mi parecer la más “económica. La realidad virtual de Sony tiene pinta de ser la que más se acerque a lo que un usuario “medio” pueda permitirse. Se rumorea que su precio rondaría entorno a los 300 y 400 dólares. Como siempre los anuncios de Sony tienen buena pinta, pero bueno, todos conocemos movimientos anteriores de la empresa intentando imitar a otras (¡Hola PlayStation Move!)

 

HTC Vive

La apuesta que surge de la unión de Valve con HTC. Unos cuantos afortunados (entre los que se encuentra nuestra compañera Jessica) las han podido probar y dicen que jamás habían visto nada semejante. Su precio se rumorea que superaría los 1000 euros. Una locura.

 

htc_vive-3255206

 

¿Cuál es el problema entonces?

El problema es que la realidad virtual supone y va a suponer un salto generacional a la hora de jugar videojuegos, pero las empresas tienen que recuperar el dinero invertido en todo este desarrollo. Me voy a atrever a vaticinar lo que puede ocurrir y lo que, además, os recomendaría que hicieseis.

Esperad. Dejad que salgan un par más de versiones de cada aparato para que se pulan errores, se mejore el hardware/software y, además, su precio se vuelva algo más económico. Está claro que mucha gente no dispone del dinero suficiente para gastarlo en un hardware que no se sabe si finalmente acabará triunfando (que lo más probable es que sí), pero seguro, que con el tiempo, las empresas acabarán reduciendo su precio para que puedan poner a disposición de todos esta tecnología.

Dejar una respuestas

comment-avatar

*