No siempre puedes fiarte de Kickstarter

No siempre puedes fiarte de Kickstarter

KickStarter es una página web en la que, a resumidas cuentas, muestras al público tu proyecto (bastante típico encontrar videojuegos) y ofreces a la gente un “sistema de recompensas” por aportar cierta cantidad a su proyecto. Muchos lo llaman financiación, otros muchos mecenazgo…Lo que está claro es que en épocas de crisis como la que vivimos ahora, todas las industrias se resienten de alguna forma. Y en los videojuegos, parece que la financiación a través de páginas de este estilo suele funcionar.

BloodStained – Ritual of The Night, éxito de Kickstarter

Tenemos casos como el de Bloodstained:Ritual of the Night (que ya comento Dani en su fantástica entrada), que recaudan en apenas 24 horas el doble de lo que necesitaban para su financiación. Obviamente, estamos hablando de un caso bastante peculiar, puesto que hablamos del gran Koji Igarashi, creador de Castlevania: Symphony of the Night.

Además, debemos pensar que las empresas/equipos de desarrollo que están detrás de estas campañas tienen que salir beneficiadas y, como es normal, intentar minimizar las perdidas. Por eso tenemos opciones de pago como las de este juego, que con 2.000 dolares, podremos participar en el desarrollo de un arma para el juego. Absurdo, a mi forma de ver.

 

Pero bueno, Bloodstained:Ritual of the Night es todo lo contrario a lo que quería tratar en esta entrada. Kickstarter no es tan bonito como parece. Y por desgracia, vengo a hablar de esa parte.  Miles de proyectos de videojuegos salen a diario en Kickstarter para intentar financiarse, y más de la mitad se quedan en eso. Un intento. Los casos recientes que más me duelen, son el de The Black Glove y Dimension Drive

Cuando te quedas lejos de la meta

Para el que no lo sepa, Irrational Games cerró después de la salida de Bioshock Infinite. Si sois fans de la saga, seguramente sentisteis un gran pesar con la noticia. Pero, a los pocos meses, parecía vislumbrarse una luz al final del tunel, en forma de nuevo juego, The Black Glove.

The Black Glove, juego narrativo de la ex-Irrational, pretendía ser un experimento en la narrativa visual del medio, haciéndonos pasar por un teatro llamado The Equinox. Pero la cosa no acababa ahí. El propósito era viajar a distintas épocas en las que nosotros influenciamos a los artistas de esta. El juego no ha conseguido llegar a lo que pretendían recaudar con la campaña (550.000 dólares) quedándose a poco menos de la mitad (216.517 dólares). De todas formas, la desarrolladora Day For Night Games indica que seguirá buscando socios y demás para conseguir sacar el proyecto adelante.

Y si, este caso puede ser doloroso, pero más doloroso aún puede ser el caso que les ha ocurrido a los compañeros de 2awesome Studio. 

Como ser una víctima de Internet

El estudio estaba desarrollando Dimension Drive, un juego de aventuras en el espacio en el que, gracias a que en este universo existen varias dimensiones, podíamos viajar a través de ellas para dañar a los enemigos con nuestra nave espacial. El concepto parece bastante simple, pero por el vídeo a mi en su día me llamo muchísimo la atención.

Pues bien, a 7.000 dolares de acabar su financiamiento, cuando todo parecía que no tenía salida, apareció un mecenas. Jonathan. Con 7.000 dolares. Tal fue la sorpresa al donar semejante cantidad, que hasta el mismo estudio lo twitteaba contento y alegre. Al día siguiente, eran informados por Kickstarter de que la cantidad se había determinado por fraudulenta y, por desgracia, el proyecto quedaba cancelado.

¿Así que, después de leer esto, realmente pensáis que Kickstarter es toda la solución cuando se trata de financiación para los videojuegos?

Dejar una respuestas

comment-avatar

*